Pasa qué!

Al destierro que me has mandado, vete tú.

Paso gran parte de mi tiempo de vida procurando la vida de los demás, además de tener que seguir (más bien defender la mía) Con la mejor intención, porque soy producto de familia bien (definir “bien” me cuesta porque es mucha palabra), y habiendo tenido que aprender por obligación a atender al común antes que al propio, desde que tengo uso de mis facultades, me divido entre mil y lo intento con la multiplicación al 100×100, en una supereficiente herencia, sobresaliente que generaba alabanzas y envidias a partes iguales, lo cual hizo que no alcanzara la superheroicidad, quedándome con la heroína, suficiente para calmar mi serotonina y elevarme en dopamina. Me queda lo mejor, competir en simple eficacia mortal, aunque últimamente el resultado es decimal, el resto desaprovechado y me va peor que mal, fatal.

Superwoman y Superman
Y mis dotes de pianista.

El piano, semi abandonado, el acuario montado y el único pez delicado, con el cual mantengo, junto a una pareja de entre 41, una relación especial, lo encuentro en las mismas condiciones que yo, ha sido pellejado vivo, y vive escondido de sus maltratadores, saliendo sólo para comer y buscando compañía a través del cristal.

Mi belleza convertida en aspereza

Él antaño con su espléndida cola multicolor y yo con melena de fiera, ninguno ofrecemos el aspecto vistoso que lo amoroso alienta y alimenta. Somos belleza efímera, deseo de enfoque y objetivo de estoque perenne porque lo mediocre triunfa y está poco visto ser independiente y listo; y ser de mente diferente es ser demente en este presente; quizá en un tiempo pasado o futuro hubiera sido de mayor atino haber nacido con estos sentidos.

El destino ahora para mí es mero formulismo, sembrado de funambulismo ambulante, vacío de contenido, lleno de estímulos faltos de sentido, en qué lugar de La Mancha me perdí, y quién era mi fiel escudero? Dónde guardé la cordura cuándo se instaló la locura de la frescura por la vida que la naturaleza proveía y el hombre alimentaba? Necesito volver a ella y sin embargo en la vida no hay vuelta atrás (⏪), ni avance rápido (⏩), y lo veo todo pasar en espera (⏸️) el botón de acción (▶️) es confuso, sólo dice play, y eso en inglés significa jugar, esa es la traducción, pero dicen, eso es para los infantes, y yo soy de los currantes, me hicieron responsable de tomarme la vida muy en serio, temiendo por la supervivencia en cada momento, y no me encuentro bien en la pereza, ni tampoco en esta pecera, construida en la espera de un hogar especial donde reposar ambas, cola y melena.

Adonde guardo, mejor de lo que nunca creerías, mi amor incondicional y pésimamente limitado en el espacio y por enésima vez despechado en el espejo, me desprecio como rechazada me veo, en exceso y por excelso recelo de todo el género humano, sólo lo imprescindible, les escribí a todos ellos.

Me dibujo en ByN, no consigo ver color.

Me salva escribir, ésto es jugar para mí, decir lo que me venga en gana mientras desayuno tostada, llena de mantequilla sin dejar esquina por untar ni café por calentar, soltando lo que ya no llevo, jugando con el tiempo, pasado presente y futuro en antojos mañaneros y lucientes de sol, cálidas las palabras, ensoñamientos y divertimentos errantes, frutos del ninguna parte que terminan abruptamente. Mi nombre es Soledad Frustrada, conocida como Victoria Del Montón, apellido de soltera Gracia De Samotracia

He dicho ya que no me encuentro bien?

Me busco mas en ninguna parte estoy, y además me he perdido por el camino, esta vez sin mucho motivo aparente, el hecho es que se me ha hecho evidente que no tengo encuadre y sufro de encierre emocional.

LA MASA

Tengo claustrofobia entre la gente, 20 son suficientes como para que reviente hiriente la fiesta más solemne. Y me acuerdo siempre de las palabras de Iván Ferreiro, y de su mal llevar demente. Y yo columne impertérrita, convertida en piedra, inane enana monada sin morada en la que plantar hiedra, ni mirada enamorada ante nada, me siento aquejada de nosequé me pasa, algo me pesa y todavía no le encuentro sentido ni motivo en mi escasa emotiva vida.

Llévame contigo

Durante el día soy humana y al caer la oscuridad me duermo convertida en un ser extraño, uno de los buenos, de aquellos de los que los hombres olvidan en los sueños; puedo estar tranquila y no preocuparme, el trato y la comunicación con estos seres es escaso mientras ésto pasa, lo que me pasa, es que de aburrimiento lo tengo todo completo, las ideas rebosan vacío, sólo un agujero negro donde verter la entrega, desbordo inanición y discordia, normal que no se me incordie!

Cómo domar a la fierecilla de mi niña cuando, convertida en pesadilla me crecen los colmillos, me sale pelo duro y hasta emito gruñidos pestilentes sin lavarme ni los dientes.

Qué harías tú-eh! en 1 ataque repentino de este obús, eh-eh-eh!?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s