Fruta de la pasión



Ni demasiado dulce ni siquiera salada, en su justo punto de ambrosía, madura al diapasón de la pasión, la fruta prohibida que mi árbol de vida, mojada por el anhelo de tu deseo, se ofrece como alimento en la contínua travesía que es, vida mía, amarte día a día.


Vacaciones?

Pretty vacant!!!

Teléfono?

Espera un momento

Cine?

Pues eso, sigue soñando…

Navegador y Coche?

Para qué!?

Piernas, para qué os quiero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s