Adivina cuánto tiempo

No pretenderás penetrar con semejante ariete!!!

Miedo me das

Así lo hizo, sin necesidad de asedio, primero de a poquito, para probar la capacidad de carga e ir encajando en la apertura el poyete, toda vez que hacía fuerza con la palanca metiendo cada vez más adentro semejante instrumento, sonoros los golpes, prendidos los gemidos, quemadas las neuronas, jazz de mi rock’n’roll, embísteme orquestado, ofuscado en entrar del todo, penetra a puerta abierta, vencida la poca resistencia de esta lucha tan ficticia como grande en milicia. Grita triunfal tu llegada, mi conquista se muestra vista, lista para para ofrecerte banquete, se me antoja fruta fresca, líquida, dura, carnosa, deleite de nuestra ambrosía, número capicúa, sabes lo que quiero ahora, vida mía?

Adivina…

Te doy poesía y…

Empiezo a repetirme, y ah! si huele a quemao, es que hay fuego.

1 Comment

  1. Nota de la editora escritora posteadora, ergo yo, la foto tan chuliguay que anuncia la publicación, no es mía. Pero es tan bonita, que no pude por menos de compartirla, saber la autoría de la misma, así el cómo llegó a mis manos, navegando por la red, una y otra vez, y cada vez que algo me llama la atención, soy como una urraca, ñaca, pa’la saca.
    Lo dejo aquí, por si alguien quisiera venir a escribir quién, cómo, cuándo, por qué y para qué se tornó la foto en arte.
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s