Segundas nupcias…

Sé parte del cambio, be a part of the chance

Cámbiate tú y cambiarás el mundo

Qué les pasa a los hombres con las mujeres, y por qué después de tantos años formando parte de la misma raza, en ningún colegio se nos enseñan las razones para la diferencia, y de qué manera convivir aceptándolas y gestionando mejor los conflictos y errores que cometemos en nombre del amor, un cuento chino.

Vivir nos muestra una realidad, y desde este punto de partida, cada cuál la interpreta a su manera. Ésto es sencillo de decir y fácil de entender debido a la evidencia de la diversidad. Puede ser riesgoso, pues la vida ofrece ilimitadas experiencias en sí misma, somos los mortales quienes la acotamos en nuestro tiempo de obsolescencia vital. Y la huella del ser humano es amplia, expansiva, grande en definitiva, podemos llegar a cualquier parte, y todos anhelamos hacerlo lejos, metafórica y/o literalmente.

Aprovecharé para compartir, y dejar guardado aquí para cuando deba encontrarlo de nuevo, varios enlaces a artículos relacionados con estudios en la sexualidad entre hombres y mujeres, donde se demuestra que la penetración es mayoritariamente efectiva para alcanzar el orgasmo masculino, sin embargo en las mujeres, hay aspectos sociales que implican mayores y mejores orgasmos sin tener en cuenta el fulgor del momento, ni por supuesto aquello que satisface al 75-85% de la población con pene.

https://pijamasurf.com/amp/2014/03/que-es-lo-mas-importante-para-que-una-mujer-tenga-un-orgasmo/

https://buhomag.elmundo.es/my-life/penetracion-llegar-orgasmo/amp/

https://www.elmundo.es/salud/2014/11/11/54610a21ca47415f238b456e.html

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jsm.12669

Suscribo una frase de Isabel Allende para decir que el punto G de una mujer está en el cerebro, quien busque más abajo está perdiendo el tiempo.

He entendido bien lo que me pasa, y estoy satisfecha, a pesar de las caídas y rupturas… gracias Robbie 🤗 necesitaba la verdad para encajarla en lo que sentía y sin aceptar, he intentado una y otra vez sin saber ni entender, de mí y del sentimiento de amor humano.

La clave está en las funciones de la oxitocina, desde que soy madre y duermo sola.

Entiendo mi mecanismo, me pedís que desvíe la programación hormonal que llevo desde hace 17 años y de los que si todo va bien, seguiré en activo por los próximos 10 años, y con una varita mágica, yendo en contra de la naturaleza y la bioquímica, me salte las normas de mi cuerpo que están funcionando todo el día para buscar maneras y medios de criar, atender, cuidar a los hijos pensando en el futuro, cambiarlas al modo deseo sexual, dejar los fuegos en la cocina y las niñas con la vecina, de lo que me tengo que encargar sola antes de ceder al impulso sexual, tan sublime por intenso, y tan simple como efímero en manos de género masculino.

Para qué, si mi cuerpo lo último que necesita es un riesgo de embarazo o gastar energías en activar y desactivar el apego maternal de buen pastor y poner el modo evasión de hormonas adolescentes…no me funciona bien el proceso, da fallos y errores. Se me bloquea.

Así le dije a mi pareja, padre y señor, no sin todas mis hijas. Y también a la anterior, un señor de Martia. Con el primer amor después de la concepción, y antes del segundo, estuve muchos años pendiente y estando atenta a sus necesidades de mí, y terminé cansada de vernos a solas y aislados, y en momentos de máxima debilidad sin conseguir otro espacio común donde caber todos.

Con el siguiente, fue menor el tiempo aunque con la caló canté jondo, y segundas, terceras, cuartas, y más tiempo y esfuerzo del que hacía falta, hablando, intentando encajar en la fe y esperanza de un futuro integrador, y viviendo en un presente desintegrador y dividido, lejos de cambiar y unir más aspectos psico sociales.

En mi experiencia, se encuentran mejor que bien estando a solas conmigo, sin inmiscuirse en mi rutina diaria, ni siquiera el apoyo o ayuda para quedar libre y poder mantener los encuentros sin que sea yo la que deba perder algo vital…para ganar qué?

El mismo patrón? Palabras susurradas al oído en noches de unión intensa y de contacto placentero prolongado hasta el amanecer. Y después, se fueeeee, se fueeeee… como críos, alegres y satisfechos de creer haberlo dado todo sin pedir nada a cambio… obviando el hecho natural de que siquiera en ese rato han satisfecho apenas al 60% de las mujeres que esperábamos recibir igual placer, siendo el 40% ignorado, la mayoría de veces por comodidad y/o ineptitud, y algunas hemos fingido para que terminara pronto y se quedara en paz pues la única manera de ser políticamente correcta en el sexo y evitar que luego te pongan a parir y se obcequen, por haber herido su orgullo masculino, parece cumplir su función social y vital en el hombre.

Sólo son pobres bobos que cometen robos en los corazones con dueños…ladrones de sueños

Y he quedado satisfecha y agradecida, pues es a través de las vivencias en íntima relación con lo que sentía, y me han hecho sentir, ver y conocer de mí en muchas situaciones incómodas e incomprensibles, que he aprendido de lo que soy en aspectos que sólo se conocen en el espacio que se da, cuando se comparten intimidades y se desnudan cuerpo y mente.

La vulnerabilidad que se muestra en las relaciones íntimas, es la más profunda y a la vez más frágil del ser humano, pocas personas son capaces de entrar adónde una vez, dos y hasta tres, dejamos pasar a alguien especial con el cariño y la ilusión por compartir algo vital en el ser humano, el sentimiento de unión.

Siento si en las segundas oportunidades, he sido más rápida (aún si cabe) en conocer lo que hay, sobretodo porque cambiar a nivel profundo, donde una vez rompimos por diferencias irreconciliables, es difícil, y si todo sigue igual que en la primera, es de esperar el mismo resultado, y permitidme que lo diga, una vez superado el estado alterado que es estar enamorado, lo que tiene que quedar, debe ser suficiente para seguir adelante y empezar a trabajar desde la realidad con las diferencias y nutritlas con las uniones, o para ver que fue todo un subidón debido al cóctel de hormonas implicados hasta ese momento, que al terminar y volver a la realidad, no encuentras motivos vitales para estar juntos y se termina sin más.

En la mujer la hormona de la oxitocina implica tanto nuestro deseo sexual como el instinto maternal. Madre sexual parece estar mal visto incluso, salvo que sea con el marido, que está bendecido. El resto, amantes, o como lo llaman ahora, follamigas, a los veinte mayoritariamente solteras, a los cuarenta, separadas con hijos a su cargo y casadas infieles y/o leales, y diez años después, lo mismo pero sin cargas familiares, y otros diez años después, igual y con nietos, y con pocas ganas de seguir siendo aquél oscuro objeto de deseo que es el sexual, porque, me cuentan, hay mejores placeres y compañías más fieles y leales, que el deseo y la excitación masculina.

Porque pienso que terminamos dándonos por vencidas al ver que un amigo es aquél que puede y quiere acompañaros a ti y tu hijo al fútbol a verle entrenar mientras habláis de más cosas. Un amigo puede estar en cualquier momento de tu vida, y si donde mejor o únicamente se encuentra a gusto y hace lo posible por estar, es en la cama, para mí la definición es amante. Y es una pena que la palabra sea tan antigua como desvalorizada hasta el punto de cambiarla por una tan burda como follamigos.

Caliente caliente

Y al que no le guste, que se rasque.

Que se apriete fuerte la entrepierna y busque qué hacer con ello según instinto animal o integrando el ser humano, utilizando el órgano más grande sexual, el cerebro.
Quieres identificarme,
tienes un problema
Y es que no me canso de escuchar a Eddie Vedder 😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *