De traslado

Pues sí, el próximo 29 de diciembre cumple 1 año el dominio traviesatravesia.com y he decidido renovarlo…me gusta el nombre, aunque todavía me da vergüenza pronunciarlo en esta sociedad tan hipócrita y dañina para con la diversidad.

Como ya expliqué, empecé esta historia porque en Internet existe la posibilidad de conocer y aprender sobre todo, y me gusta tener mis apuntes ordenados y mis argumentos clasificados por temas, cosa que durante unos pocos años pude lograr a través del perfil de Google+ y las carpetas de archivo.
De esta manera, he aprendido mucho sobre muchos asuntos que me interesan, porque he podido acceder a la información de manera práctica y concisa a cada momento hasta integrarla en la memoria.

Pero una de las inquietudes que siempre he tenido interaccionando con las redes virtuales es el riesgo de pérdida y dispersión que tiene. Y lo que fácil viene, fácil se va.
Así pues llegó el día que Google+ se fue, y sólo me quedan unos archivos que solicité para intentar hacer algo con ellos y me han complicado la existencia un montón.

Y me planteé comprar unos cuantos gigas propios de alojamiento, mi aula virtual. Mi espacio personal para guardar el contenido de la información que me interesa alojada en Internet…reconozco que las bibliotecas están genial, sin embargo, ésto es como ir al foro mundial de las bibliotecas, sería una pena no rechazar una invitación así 😀

A lo largo de este año que ya termina, he aprendido y mucho sobre desarrollo de sitios web, y ahora que tengo más información he decidido cambiar de proveedor de servicios web, y me gustaría haceros sabedores de las mejoras.

En primer lugar, hacer constar que hay 3 cosas que hacen una página web visible al usuario:

1. El dominio web, que es la dirección del nombre en Internet. Está controlado por la ICANN, que es la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados. En realidad el nombre traviesatravesia.com está asociado a un número de Internet, una DNS, que es el listín “telefónico” de Internet. Pero como a los simples mortales nos era complicado marcarlo y aprenderlo, la Autoridad de Números Asignados de Internet (IANA) se puso manos a la obra con la ICANN para hacer la transformación a nombres, lo cual me parece significativo, porque es tan fácil y cómodo como el Estado del Bienestar exige.

Total, que el dominio, que pude ser .com .org .net .es …. suele costar unos 10-15 euros y por validez anual renovable. Para saber si un dominio está disponible sólo tienes que acceder al enlace de InterNIC, el centro de información pública sobre los servicios de registro de nombres de dominio de Internet. Que te mola y está disponible? Pues a comprarlo! Busca un proveedor autorizado, te enlazo la página de InterNIC donde encontrarlos. Los hay españoles, para los más críticos con el km.0 😉

Y después de hecho, tendrás tu Número Asignado de Internet. Ahora necesitas el siguiente paso.

2. El sitio de alojamiento web, puesto que tener un dominio es para Internet como tener el número de teléfono y no tener ni móvil ni ordenador, no vale para nada, salvo que contrates datos…datos….datos…llamadas ilimitadas…en Internet es lo mismo.
La ventaja es que me parece que todos los que venden dominios, venden alojamiento o “hosting” como se le llama ahora que todos somos globales. Hay infinidad de planes y proveedores, es cuestión de elegir según las necesidades y objetivos de cada cual, como digo, las opciones se muestran interminables, así que yo he apostado para este año que viene por el km.0 con una empresa española que ya conozco y me gusta, Dinahosting. Aunque en la página de WordPress.org recomiendan otro que también tiene buena pinta y es español también, quizá para la próxima vez.

3. El gestor de contenidos, o lo que es lo mismo, el programa desde el cual insertar la información que quiero mostrar. Recuerdo que en el año 2007, después de cerrar el primer blog que hice a través de blogspot.es, y que despertó mi interés por saber, quise desarrollar mi propia página web, pero las únicas opciones que tenía era aprender sobre programación html o saber manejar programas de diseño de profesional…fue una experiencia penosa que me llevó un montón de tiempo y de la que recogí frutos infructuosos, apenas chapurrear el idioma, y entender algunos conceptos básicos de ficheros y archivos.

Ahora existen plataformas que han desarrollado programas para hacer del WYSIWYG una máxima en su existencia, facilitando con ello que personas como yo que no tenemos ni idea de lenguaje informático, ni capacidad ni ganas, podamos hacer algo visible en el mundo virtual. Gracias a WordPress.org es posible crear blogs y páginas sin necesidad de pagar mucho dinero ni aprender a base de horas.
En mi desconocimiento, confundí WordPress.com con WordPress.org, echando en falta en el plan que contraté, la instalación de plugins, de los que ahora voy a poder disponer.

Todo y así, sigo echando en falta blogger y Google+, y todavía no descarto volver al blog y separar lo mío de lo de los demás.

Por el momento, explicaros después de tanto rollo, que voy a empezar a vaciar este espacio para ir traspasando las publicaciones y fotos que haya ido escribiendo, porque quisiera, por pocas veces en mi vida, mantener algo con la esperanza de verlo útil para hacerlo crecer y llegados a este punto, atender las mejoras continuas que toda sustancia necesita para aprender a superar los fallos y adaptarse a la supervivencia.

Lo contrario es morir. Y me parece que yo he decidido vivir desde el momento en que nací 😀

En este traslado cuento con el apoyo profesional de Dinahosting, la atención personalizada en el mismo idioma que el mío, un teléfono gratuito 900, chat y correo para trabajar en conjunto, y ellos me han dado la alegría de poder traspasar todas las páginas estáticas además de las entradas del blog correspondientes a enlaces, por categorías y etiquetas.

Gracias a WordPress ésto es posible, y gracias a ellos, visible.

Por el camino se va a perder toda la biblioteca de medios que he subido, que en mi caso se reducen a fotos. Pero ésto me va a permitir ordenar y subir las fotos de manera que la próxima vez me sea más fácil hacerlo, así que no todo está perdido…

Y también debo trasladar manualmente, las publicaciones en modo borrador, que son 132 y algunas otras que todavía no he contado, las que están protegidas por contraseña, que como ya expliqué en Queda protegido, hay asuntos de mí que necesito expresar y que por el momento debo mantener en privado, lejos de la masa crítica que critica hasta condenar sólo por el gusto de joder sin follar, que l@s hay, en mayoría.

Así pues, desde este momento y hasta nuevo aviso, este espacio va a quedar vacío de fotos y de apariencia bastante destartalada por ello. Pido paciencia y comprensión, y un poco más de tiempo

Queda dicho, a ver qué tal sale la experiencia, con un poco de optimismo y sin excesivas pretensiones, seguro que bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *