El noticiero está ardiente, como espectadora observo cada movimiento y pienso que todo tiene su lugar, y lo veo fuera del tiempo que me gustaría de ser.

Me siento fuera del tiesto, mí soledad ha trepado desde las raíces, separándome del resto, y vivo el momento de rabiosa actualidad plantada sin hacer nada.

Mi vida sin mi me parece tan extraña como lejana…a quién voy a encontrar haciendo lo que me da la gana!

Más bien es desgana, al final es mi mente demente la que gana. Y en el demás, perdemos los demás lo puesto en la apuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!