O lo mismo da para el resto de la profesión, cómo se nota que trabajan con material sensible ajeno a su cuerpo.

Un mal diagnóstico puede llevarte a ser víctima de una limpieza con anestesia de 100€, desbroce radicular incluido, sin ser merecedores mis dientes ni las pobres encías, que no sangraban pero por dentro…..ayyyy mucho cuidado con el mal que subyace bajo el efecto del miedo a perder.

Así termina una cita, que parecía necesaria de no ser porque no me fío de lo que me dicen cuando se contradice con lo que observo.

Mucho cuidado con los dentistas, que no matan pero joden de por vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!