Inocencia…

“Mantengamos la fe en la pureza del pecado original”

“No caigamos en la tentación… del olvido”

“Hagamos el amor en tiempos de guerra”

La risa como arma más poderosa

“Y es que yo no tengo la culpa de que me gustes tanto, si acaso es tuya de tener tanto de lo que me gusta”

“Estaría bien dejar de ser extraños y extrañarnos”

“Aplicarnos cuidados intensivos”

“Práctica y constancia hasta lograr la armonía”

Hételos desavenidos cuando más necesitaban concordia (María Moliner)

Estaría bien permanecer a tu lado, ofrecernos la mano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.