En mi super rapidez mental de pensamiento tengo ya analizadas todas las fases para la desescalada y la vuelta a mi nueva normalidad, que no es devuelta, sino creada a partir de lo nuevo. Estoy entusiasmada y muy ilusionada, me siento única, me encanta que haya pasado el Sars-Cov2 por tooooooodos los sistemas por igual.

También es cierto que si no hubiera sido así, ni tampoco el 11S hubiera existido, mi existencia sería igual de buena a como lo va siendo.

Aceptar que soy anormal es menos doloroso que intentar alcanzar un estado para el que carezco de espíritu; mi curiosidad es insana para compartirla entre humanos perezosos y/o perniciosos personas normales, bienes para el consumo. Ahora sí, ya puedo decir que estoy dispuesta a pasar a la Resistencia, con todas sus consecuencias, debido al comportamiento generalizado, incluido gobierno de turno, dividido entre una pequeña minoría interesante y la mayoría interesada.

Ella lo tuvo claro antes que nadie

A mí me gusta cómo está quedando mi liberada desescalada, desencadenada por un descalabro masivo, hecha con independencia de la gubernamental, que no la discuto porque me parece genial, tiene su público y es absolutamente legal para tod@s; la mía va más allá en el tiempo, mis fases lo necesitan hasta llegar al desconfinamiento, que posiblemente no se dé completo, de aquí en adelante me servirá para recordar el porqué no he muerto.

Al igual que le pasa a la plana mayor del Estado, todavía es pronto para conocer los resultados del plan que yo también he puesto en marcha, y no puedo hablar de ello con normalidad porque cometo un riesgo y me pongo en evidencia antes de verlo hecho.

2 años para la primera fase, por fin obras son amores, a pesar de las dificultades empezó ya la cuenta atrás. En modo

SLOW

Buscadora de luz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!