Me han entrado unas ganas locas de esconderme en los bosques de Sevilla, subida a las ramas, saltar para asaltar carruajes, y robar a los ricos para dárselo a los pobres,

“…y mientras, espero bailarte un zapateado encima de la tarima del techo.”

“…y mientras espero, bailarte un zapateado encima de la tarima del techo.”

Así, en plan lolailo te bailo el baile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!